Martes, 15 Agosto 2017 20:21

Diez beneficios de la Terapia Asistida con Gatos

Valora este artículo
(0 votos)

La Terapia Asistida con Animales (Taca) es una práctica que puede favorecer a quienes por su condición física o psicológica necesiten interacción y reinserción social, después de periodos más o menos prolongados de aislamiento. Este tratamiento complementario permite al paciente expresar sus emociones, aliviar el estrés e incluso gozar de buena salud.

Un estudio de la Universidad de Baleares mostró que los adultos mayores que tienen un animal de compañía poseen un mayor bienestar psicológico y se adaptan mejor a los cambios en la última etapa de sus vidas.
Un dato muy interesante: el Ayuntamiento de Cataluña introdujo felinos en el Geriátrico de Tarragona, donde se evaluó el comportamiento de sus residentes. Después de pocas sesiones, la frecuencia cardíaca de las personas disminuía considerablemente. Asimismo, los ancianos tenían más motivaciones, más empuje para disfrutar el día a día, al ocuparse de alimentar y cuidar a los gatitos.
 Sin duda, estas experiencias muestran la importancia que las mascotas tienen en nuestras vidas. Para muchos, los peludos forman parte de la familia. Y ahora la holística y las terapias alternativas promueven la incorporación de estos en Geriátricos, Hospitales y Centros de Rehabilitación para obtener mejorías en el desarrollo y mantenimiento de los seres humanos.

Conozcamos los 10 beneficios de la terapia asistida con felinos:
1. El estrés de la enfermedad puede agravar al paciente. Este, al entrar en contacto con un gatito, cambiará su enfoque de la vida –al menos por el tiempo que dure la sesión- y comenzará a pensar en otros asuntos. Por ejemplo: alimentar, entretener, acariciar al animal. Pensará en el bienestar del felino.
2. El contacto físico, las caricias, los gestos de amor y de ternura son fundamentales para el desarrollo y crecimiento emocional de un ser humano.  Por tanto, la terapia con gatos pueden ser muy eficaces en niños y en personas con baja autoestima.
Puesto que los animales se muestran tal y como son, los pacientes con depresión y ciertos tipos de trastornos de personalidad pueden expresar abiertamente sus afectos, sin sentirse juzgados. Con los felinos, las personas que tienen tanta tristeza en sus vidas, pueden sentirse queridos y aceptados.
 3. El animal es el puente entre el terapeuta y paciente. Si este último no se encuentra muy dispuesto a participar en la consulta, hablar del animal será un buen punto de comienzo y acercamiento.
4. La empatía se ve fortalecida cuando la persona tiene contacto con el animal. Este tipo de terapia puede ser muy útil en niños que viven en zonas marginadas, víctimas de pobreza y violencia.
5.Las residencias de ancianos, huérfanos y psiquiátricos no se caracterizan, generalmente, como lugares acogedores. Las mascotas pueden revertir esa imagen.
6.    El tocar, cuidar, abrazar un gatito ayuda a disminuir la tensión arterial y el ritmo de las pulsaciones.
7.    Con los animales, las personas vuelven a jugar, a reír, a afinar su sentido del humor.
8.    El cuerpo vuelve a estar relajado.
9.    Mejora la comunicación no verbal y la Inteligencia Emocional.
10. Por último no podemos olvidar que el contacto con un animalito nos acerca a la naturaleza.

Visto 1471 veces